Monthly Archives: mayo 2016

LECCION ES 002 LA VIDA EN CRISTO JESÚS †

LECCION ES 002 | La Vida en Cristo Jesús †

Por Alexander Backman | Lunes 09 de mayo, 2016 | Twitter @jesusesisrael

En el principio existía el Verbo (La Palabra), y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios. Lo mismo era en el principio con Dios.
Todas las cosas fueron hechas por él, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.
En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. – Juan 1:1-4

Un grupo de bioquímicos y demás científicos han tratado por más de un siglo poder determinar cómo la vida evolucionó de la nada. Tal búsqueda es absurdamente imposible, dado que el sistema auto replicable imaginario más sencillo sería infinitamente más complejo que la máquina más sofisticada jamás diseñada por el hombre. La primera vida humana, incluso el primer sistema viviente de cualquier clase, solo pudo haber venido de una creación especial   del Dios viviente. “Te alabaré porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien.” (Salmo 139:14)

Por lo tanto, “Porque en él vivimos, y nos movemos, y somos; como algunos de vuestros propios poetas también han dicho: Porque linaje suyo somos.”, Y ÉL ES,…”no está lejos de cada uno de nosotros.” (Hechos 17:28, 27). El Señor Jesús Cristo es “aquel quien asimismo hizo el universo” y “quien sustenta todas las cosas con la palabra de Su poder.” (Hebreos 1:2-3)

El latido de nuestros corazones, creamos en él o no, es por causa de él. El es la causa por la cual tú estas vivo en ese cuerpo que Él te ha creado, que el te ha diseñado desde el vientre de tú mamá. “No fue encubierto de ti mi cuerpo. Bien que en oculto fui formado. Y entretejido en lo más profundo de la tierra” (Salmo 139:15). El nos vio en el vientre de cada una de nuestras madres. “Mi embrión (sustancia) vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritos todos mis miembros, cosas que luego fueron formada, sin faltar una de ellas.” (Salmo 139-15). La respiración de nuestros pulmones es gracias a Él, los mismos átomos y composición subatómica a nivel cuántico, se lo debemos a Él. Todas estas partes son mantenidas, son sostenidas, por Él. Si él llegase a quitar Su poder por tan sólo un momento, por un instante, todo esto que está lleno de vida, de color, de espíritu, dejaría de existir. La vida misma dejaría de existir y la luz misma de Dios cesaría, y todo esto se transformaría en una ausencia total de la presencia de Dios. Sería un abismo obscuro. Aún aquellos que lo niegan, que le escupen, que se ríen de Él, que lo menosprecian, quienes no lo conocen, quienes se le han rebelado y quienes viven en total desobediencia, hijos de perdición, hijos de su padre el Diablo, el padre de toda mentira, ya tendrá su lugar en “el Lago de Fuego y azufre que es la muerte segunda” (Rev. 21:8), al menos de que se arrepientan, y Él, por Su amor a todos, sigue esperando a que lo acepten en sus corazones empedernidos y tercos; corazones llenos de lujuria, lascivia e indiferencia perversa y depravada. Aquellos quienes han hecho corruptos más allá de lo posible sus almas, sus cuerpos al vivir en total desafío a Él, en desafío frontal y abierto a Jesús Cristo. Aquellos quienes lo siguen rechazando y blasfemando Su nombre. De aquel a quien le deben toda su existencia. Él interfasó tu conciencia y te enchufó a este cuerpo de carne. Él nos conectó a todos en estas maravillas. ¡Él lo hizo! ¡Él te creó! Y ¡Él, como mi testigo, todo lo sabe y te está viendo en todo momento! No hay cosa que en este mundo no se esté documentado o escribiendo. Hay registros de todo lo que hacemos. Él, a pesar de eso, te sigue dando una oportunidad. Eso es amor, amor del más puro, sublime e incondicional. Y a pesar de esta impiedad generalizada, de haber nacido todos nosotros aquí en la simulación, en la Matrix, la Simulatrix, sin saber aparentemente por qué existimos; a pesar de esos pretextos vanos, Jesús Cristo imprimió en nuestros corazones sus excelsas leyes. Leyes que no deben ser transgredidas. Leyes que trascienden distancias, dimensiones y universos. Somos pequeños en comparación. Somos tan diminutos en todo esto. Pero, él nos escogió, desde antes dela fundación del mundo. A sus ovejas, a Su tribu, a su raza humana. Somos eternos, somos benditos, somos santos. Los que no, deben saber que hay consecuencias de todos sus pecados. Y el pago de estos pecados es la muerte. El Día de la Venida del Señor se aproxima. Una muerte que Él ya pagó por ti. , te ama. ¡Te Ama! ¡Arrepiéntete! ¿El te perdona todo. ´Jesús te renueva, te hace renacer, no en carne sino en espíritu. ¡Sé libre! ¡Vuela alto! Deja que Jesús Cristo, el único que tiene las llaves a la vida eterna, o a un eterno tormento, te tomé y te salve hoy mismo. Acéptalo en tu corazón, pídele perdón y ¡ámalo con toda tu mente, cuerpo y espíritu! Habla con él. Él está a un respiro, a un latido de distancia. Con decirte que hasta tiene contado, no nada más los cabellos de nuestros cuerpos, sino también los latidos de nuestros corazones. ¡Agradécele! ¡Arrodílate! Y ¡Alábalo!

Colosenses 1:16 dice:

“Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.”

“Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo (Juan 5:26) La Vida está “en él”; Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida. (V. 21), así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante (1 Colosenses 3:3-4).

Por ende, amados míos, El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida (1 Juan 5:12). A través de la fe en su muerte en sacrificio y resurrección hacia la vida, la vida eterna, “porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria. Amados y bienaventurados, que de aquí en adelante Cristo mismo sea “nuestra vida” (Colosenses 3:3-4).

Esto fue, LECCION ES, una serie de videos cortos para la edificación del Cuerpo de Cristo y alabanza a Él.

youtube.com/vivacristojesus

Suscríbete haciendo clic en el botón rojo debajo de este video para recibir avisos en cuanto subamos un nuevo video.

Deja tu comentario, una vez revisado, será aprobado, siempre y cuando sea sobre el tema y sea constructivo.

Checa más videos en el playlist de SERMONES o de LECCION ES.