El socialismo y el capitalismo contrastados por Spock y C.S. Lewis

Los derechos de propiedad son la diferencia clave entre el socialismo y el capitalismo. Pídele a muchos en la calle que definan estos términos y tropezarán con una explicación exhaustiva. Quizás, quizás, murmuren algo acerca de que el capitalismo se refiere a la codicia y al socialismo a la generosidad. Los hechos son todo lo contrario. Ésta es una definición funcional:

Capitalismo: el libre intercambio de bienes y servicios de propiedad privada

Socialismo: un sistema económico centrado en el control estatal y la propiedad estatal de la industria y la propiedad.

¿Notas la diferencia? ¿Los individuos son dueños de sus negocios y propiedades o lo hace el gobierno? ¿Queremos un “intercambio libre” o “control” de nuestras vidas por parte de alguna entidad inocua más grande? El concepto clave de comparar y contrastar estos dos es una pregunta: ¿Es el estado más importante que el individuo o es el individuo más importante que el estado? ¿Estaba correcto Spock en Viaje a las Estrellas cuando dijo: “Las necesidades de muchos superan las necesidades de unos pocos”? ¿El colectivismo de los Borg justifica la asimilación del individuo?

Leer: https://fee.org/articles/star-trek-and-collectivism-the-case-of-the-borg/

La cosmovisión bíblica tiene una respuesta clara y sin complejos a esta pregunta. C.S. Lewis lo dijo mejor.

“Una vez más, el cristianismo afirma que cada ser humano individual va a vivir para siempre, y esto debe ser verdadero o falso. . . . Y la inmortalidad marca esta otra diferencia, que, por cierto, tiene una conexión con la diferencia entre el totalitarismo y la democracia. Si las personas viven solo setenta años, entonces un estado, una nación o una civilización, que puede durar mil años, es más importante que un individuo. Pero si el cristianismo es verdadero, entonces el individuo no solo es más importante sino que es incomparablemente más importante, porque él es eterno y la vida del estado o civilización, comparada con la de él, es solo un momento.”

– C.S. Lewis, Mere Christianity 74-75

Un profesor de economía contrastaba con su clase por qué el capitalismo producía incentivos y el socialismo no. No le creían. Así que se esperó para el primer examen. Todos obtuvieron un “7.5” Muchos estudiantes habían estudiado mucho y habían sacado un “10”, mientras que otros se saltaron la prueba y reprobaron. El maestro dijo que quería tratar a todos por igual, tal como lo habían sugerido. ¡Promedió los esfuerzos de la clase y a todos les dio un “7.5”! Bien, ¿adivina que? En el siguiente examen, los estudiantes que sacaron un 10 y que habían sido robados de sus esfuerzos, no estudiaron tanto… los estudiantes que sacaron 5 y reprobaron continuaron sus malos hábitos de estudio ya que estaban bastante contentos con las recompensas de sus esfuerzos en el último examen. Al final del día, el promedio de calificación de todos era de “6”. La clase empezó a comprender a lo que se refería el profesor. Se dieron cuenta que al tratar a todos por igual conduce a un espiral descendente, un retroceso. Les roba a los trabajadores que se esfuerzan del regalo del trabajo y el esfuerzo. El fruto de su arduo trabajo.

 

Entonces, ¿qué es la Economía de Dios? Es la belleza de la sabiduría de Dios aplicada a la economía. El poder de su sabiduría en una economía personal, familiar o incluso nacional. Es el modelo y el marco en el que todos pueden experimentar la libertad, la prosperidad y la generosidad. †
Traducido de: http://www.beliefnet.com/columnists/godonomics/2014/01/socialism-and-capitalism-contrasted-by-spock-and-c-s-lewis.html

Deja un comentario